FANDOM


Se conoce como Componenda al período de pacificación de los reinos de Afalia y Rendía, llevadas a cabo por el Rey Adamún de Afalia, el Rey Chalt de Rendía y Rey Pierre de Rendía.

Tras muchos años de conflictos bélicos y campañas de pacificación y control sobre los Turoneses, los Reyes Adamún de Afalia y Pierre de Rendía firmaron el Tratado de Casterné en donde se repartían las zonas turonesas y cesaban las hostilidades entre ambos reinos.

Situación del Turó Precomponéndico Editar

La Región del Turó es aquel estrecho de suelo que vincula la Península Áfala a las tierras continentales. La proximidad entre el Mar Mericio y el Océano del Norte, sumado a su estratégica posición de paso, hacen que esta región sea de importante dominio para los reinos de la zona.

Los Turoneses, es el nombre que recibe la cadena montañosa que corta dicho cuello. Esta cadena servía de límite natural para los reinos de Afalia y Rendía. Ambos reinos vivieron muchas generaciones en paz por estas tierras, hasta que el Rey Chalt de Rendía (Calixto en común) se propuso extender las fronteras de sus dominios y tomar el control sobre esta estratégica región.

Primera etapa - Conquista rendina Editar

Detonante del conflicto Editar

El año XXXX, Chalt de Rendía emprendió una campaña militar, en la cual cruzaría Los Turoneses y se haría con el control de las tierras más allá de las montañas. Si bien Adamún de Afalia no desconocía las intenciones de su colega, sus esfuerzos estaban colocados en otro objetivo. Por ello, la avanzada de Chalt de Rendía en territorio Áfalo fue sumamente fructífera en una primera etapa.

Avance rendino y caída de Casterné Editar

Debido al oportunismo rendino, rápidamente cayeron bajo su yugo los pueblos de Los Larunes, Pusén, y Base Elpeu.

Sin embargo, las tropas áfalas pudieron reagruparse en Antillón y repeler a los dirigidos por Chalt en la Batalla de los pavos. Esta victoria probó ser de doble filo, ya que Adamún subestimó la campaña de Rendía. Con base en Garde, y apoyado por nuevos refuerzos, el mismo Chalt sitió el castillo de Casterné. Los intentos de desbaratar el sitio desde Antillón fueron frustrados por una magnífica estrategia del Rey. Dos meses más tarde, cayó la fortaleza y Casterné pasó a formar parte de Rendía. Tras mostrar la bandera blanca, se abrieron las compuertas de la fortaleza. Demostrando ser la persona despiadada por la que después todos lo criticarían, Chalt masacró a cada habitante del castillo, desde el noble hasta los sirvientes. Incluso llegó a degollar a un soldado propio por cuestionar su decisión.

Reacción de Adamún y conflictos internos Editar

Las noticias de la caída y masacre de Casterné llegaron volando a Aguaclara. Adamún, entre consternado y enojado, decidió cambiar el foco de su atención y decidió ir personalmente a reunirse con el Rey de Rendía.

A la vez, la campaña de Chalt se tornó más violenta y despiadada. Los saqueos a los pequeños asentamientos se convirtieron en muerte. Las patas de sus caballos estaban teñidas con la sangre de los campesinos. Muchos de los soldados empezaron a cuestionar los métodos, sobretodo el Capitán de la hueste de caballería más importante de Rendía, el Príncipe Pierre de Rendía (Pedro en común), segundo hijo del mismísimo Chalt. Por ello, el rey obligó a su hijo a tomarse un año de franco militar y centrarse en la administración del reino mientras él combatía.

Pero esta decisión, lejos de ayudar su causa, desató lo que, en última instancia, iba a ser su perdición. De vuelta en Loregnac (Capital de Rendía), Pierre difundió sus vivencias en la campaña militar de su padre. Actuando desde el horror y el resentimiento, convenció a muchos nobles e instauró un incipiente movimiento que terminaría en derrocar al Rey de Rendía. Vale aclarar que, si bien las despiadadas acciones de Chalt en Afalia dieron las condiciones ideales para una conspiración, los motivos iban mucho más atrás y eras mucho más profundos que la brutalidad del Rey en tiempos de guerra.

Así, sin Pierre para cuestionar sus decisiones, Chalt recibió en Garde a Adamún. Pocos saben lo que aquí sucedió, pero lo que sí se sabe es que a raíz de ese encuentro, los insistentes ataques de Rendía pararon. Adamún fue muy criticado por esto, ya que muchos alegaban que había hecho un trato demasiado perjudicial para Afalia.

Segunda avanzada Editar

Si bien la tregua dio la oportunidad a Adamún a tomar aire y organizar sus tropas, Chalt también aprovechó este tiempo para tomar su ventaja. Apostó eficientes lineas defensivas en los territorios conquistados y preparó tropas y armas de asedio en Casterné. Su lógico próximo paso era la fortaleza de Aulón.

Mientras tanto, Pierre se embarcó en Portmoule a bordo de un barco comerciante con rumbo a Aguaclara. Al llegar, Pierre concretó una alianza con Adamún. Ayudaría a derrotar a Chalt y desbaratar sus invasiones si él lo reconocía y legitimizaba como rey. Cabe destacar que Pierre, al ser el hijo menor, era el segundo sucesor, después de su hermano Garçon de Rendía (Garzón en común). Este encuentro sería el primero de muchos, y comenzaría a forjar, además de una alianza política y militar, una amistad que duraría mucho tiempo. Pierre, nunca volvió al frente de batalla, sino que se quedó en Loregnac armando el golpe a su padre.

La tregua probó ser fructífera para las tropas del Rey de Rendía, ya que logró juntar un mayor ejército. Un año después de empezada la tregua, un ejército de unos 3000 hombres atacó Aulón. Adamún respondió con sus 4500 unidades y logró repeler el ataque. Pero las cosas salieron tal cual Chalt lo había previsto. Ya que evitando Antillón, atacó el Castilo de Sernella. Su maquinaria de asedio y sus 2000 hombres probaron ser más que suficientes, ya que en menos de una noche la fortaleza estaba en manos de Rendía.

Segunda etapa - La retaliación de Afalia Editar

Las noticias de la nueva victoria rendina llegaron a oídos de Pierre. Si bien su movimiento se había hecho muy fuerte (al punto de dividir la sociedad), esto no perjudicaba en nada a la campaña militar de su padre. Si iba a ser derrocado, ¿qué mejor que sea en combate? Así, viajó a Aguaclara y declaró a Adamún sus intenciones. Si no podría obtener información confiable de los próximos movimientos del Rey desde dentro, cabalgaría al lado de Adamún y lo ayudaría en batalla.

Tras la caída de Sernella a manos de las tropas de Chalt, el alcázar de Aulón estaba rodeado. El asedio era inminente y era allí donde, todos sabían, se produciría la próxima gran contienda. Adamún viajó a la fortaleza y planificó la defensa. Si bien estaba en inferioridad de números, los muros y torres otorgaban ventaja defensiva.

Batalla de Aulón Editar

Una semana después, la madrugada vió una lluvia de flechas llover sobre las paredes del castillo. Los atacantes sorprendieron desde la oscuridad con sus máquinas de asedio. Adamún sacó algunos jinetes para aliviar la presión, pero no logró repeler a los rendinos.

Pero después de dos días seguidos de incesante batalla, las uertas del castillo se abrieron por tercera vez. Esta vez la escaramuza fue mayor. Adamún desplegó todas sus fuerzas y se trenzó en combato con Chalt y sus tropas. Por puros números e historial de estas batallas, Chalt tendría que haber vencido, pero Adamún tenía un as en la manga. Cabalgando desde el norte, Pierre con sus tropas se unió a la batalla. Atacó a los de Chalt por la retaguardia y diezmó su última linea. Sin el apoyo de la linea trasera, las fuerzas rendinas cayeron poco a poco. Al verse derrotado, Chalt llamó a la retirada. El factor sorpresa de Pierre fue determinante en la victoria áfala.

Este combate marcó el punto de quiebre de esta guerra. Aulón permaneció bajo el control de Adamún y a partir de aquí Afalia empezaría lentamente a recuperar su territorio.

Retirada rendina y reconquista áfala Editar

Luego de Aulón, Chalt puso precio a la cabeza de su hijo menor. Tardó muy poco en llegar a Loregnac las nuevas sobre las campañas de Chalt. Los derroquistas aprovecharon el cimbronazo para comenzar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.